Tratamiento Reductor

Tratamientos Corporales Reductores en Madrid

¿Qué resultados esperar de un Tratamiento Reductor?

Para las personas que durante años se han esforzado por bajar de peso o moldear su figura, un tratamiento reductor es una verdadera solución. La posibilidad de recibir ayuda extra aplicando los avances de la medicina estética, es uno de los objetivos de la mayoría de los pacientes con sobrepeso. Ahora bien, la ejecución de cualquier procedimiento médico, sea complejo o sencillo, requiere de que el paciente esté al tanto de lo que el mismo implica. Generalmente, lo que más interesa al destinatario es conocer los riesgos a los que se enfrenta y es común que muchas de sus preguntas giren en torno al mencionado aspecto. Sin embargo, otro factor de igual relevancia es el resultado que debe esperar.

tratamiento reductor

En este sentido, es fundamental tener presente que tales procedimientos están recomendados a personas que, aunque tienen sobrepeso, no se les ha diagnosticado obesidad. Asimismo, conviene saber que los resultados serán mejores en unas áreas que en otras, debido a las características de la piel y, fundamentalmente, a que algunos cúmulos de grasa son de origen genético. De igual forma, ni estos ni ningún otro recurso que utilicemos con el fin de adelgazar o moldear la figura, tendrán efectos definitivos si no los combinamos con un estilo de vida saludable, donde se conjuguen la alimentación balanceada y actividades físicas que podrían ser de baja intensidad, pero suficientes para evitar el sedentarismo. Si no cumplimos con tales requisitos, eventualmente recuperaremos la grasa perdida.

¿Por qué se les llama tratamientos no invasivos y cuáles existen?

Una de las grandes ventajas de los tratamientos reductores estéticos es que no son invasivos. Esto quiere decir que en la ejecución de los mismos, no se penetra físicamente el cuerpo con instrumentos que rompan la piel. Evidentemente, el hecho de que no impliquen dolor o anestesia los hace más atractivos que aquellos que suponen una intervención quirúrgica, porque además de ser sencillos, están libres del riesgo que representa la cirugía. Entre los aplicados con mayor frecuencia destacan la criolipólisis, mesoterapia, cavitación, presoterapia, carboxiterapia, hidrolipoclasia y los masajes reductores.
Esta abundante gama de posibilidades es un indicador del gran esfuerzo que hacen los investigadores por darnos el mayor número de alternativas, que se ajusten a la realidad de cada paciente, permitan que otros tengan la posibilidad de acceder a ellas y que las mismas vayan evolucionando en cuanto a efectividad.


Beneficios adicionales

Una de las ventajas de dichos tratamientos, es que, si somos obedientes a las indicaciones del especialista, obtendremos beneficios adicionales a la pérdida de grasa. Una de ellas, es la eliminación de la peor pesadilla de las mujeres: la celulitis. Algunos procedimientos que mencionamos anteriormente, tales como los masajes reductores, carboxiterapia y la mesoterapia, son altamente eficaces en el logro de este objetivo. Igualmente, contribuyen con los procesos de circulación sanguínea y linfática, y facilitan la metabolización de la grasa. Pero esto no es todo, puesto que la elasticidad y tonicidad de la piel también se ven favorecidas cuando nos sometemos a un tratamiento reductor.
Seguramente al ver todas las ventajas de estos procedimientos, te estás animando a realizarte alguno. Si es así, te recomendamos consultar a un experto en nutrición y estética. Él te evaluará y determinará cuáles alternativas te conviene probar y los pasos que debes seguir para lograr tus objetivos. Es esencial saber que todo paciente tiene el derecho de hacer tantas preguntas como crea oportuno, hasta aclarar sus dudas. Así mismo, el especialista está en el deber de responderlas y de asegurar que la persona comprende a cabalidad los términos, consecuencias y efectos del tratamiento al que se somete. Con ello, se evitan malos entendidos, futuros conflictos y posibles fraudes.