Tratamiento Antiedad

Tratamientos Faciales Antiedad en Madrid

Excelente Tratamiento Antiedad Madrid

La belleza facial y corporal es considerada muy importante en la sociedad. Por tal razón, muchas personas, de diversas edades, se esfuerzan por ejercitarse y alimentarse sanamente, haciendo posible que el cuerpo funcione correctamente y también evitando enfermedades. Sin embargo, es necesario además un tratamiento antiedad Madrid para el cuidado del rostro, ya que este se ve afectado por el paso de los años, la exposición al sol, uso de maquillaje y expresiones o movimientos.

tratamiento antiedad

En otras palabras, no basta con una alimentación balanceada para que el cutis se evidencie sano; es menester hidratar, masajear, revitalizar, extraer adecuadamente los puntos negros y acné, retirar células muertas. En tal sentido, la mayoría de los expertos en el área recomiendan realizar una limpieza profunda facial al menos cada dos meses, dependiendo del tipo y cuidado de la piel.
El hombre desde años anteriores se ha ocupado de cuidar su rostro, utilizando los productos que ofrece la naturaleza; por ejemplo los griegos usaban aceite de oliva para hidratar, los romanos aplicaban mascarillas de lodo, los asiáticos perlas molidas y, por otro lado, en territorio europeo pétalos de flores como los de las rosas, así mismo, miel y almendras.Cabe destacar, que los productos antes mencionados, en los tiempos que corren, siguen siendo usados por la sociedad, puesto que científicamente se han comprobado sus propiedades ventajosas para la piel, al igual que las de otras plantas y alimentos. No obstante, los avances tecnológicos han permitido desarrollar equipos como la galvánica, generador de ozono y dispositivos eléctricos para masajear o estirar, los cuales facilitan cualquier tipo de tratamiento facial.


Tendencias actuales

Las empresas de manufactura del sector cosmético han creado muchas cremas antiarrugas o edad, que eliminan o minimizan significantemente las manchas y marcas, como efectos secundarios del acné, embarazos o consumo de fuertes medicamentos. De igual modo, exfoliantes, lociones blanqueadoras, hidratantes y protectores solares. Todos enfocados en el cuidado efectivo del rostro.
Parte de esas cremas y lociones se encuentran en el mercado para ser usadas en la comodidad del hogar. Los resultados serán satisfactorios si la persona tiene una piel sana o con leves lesiones. En caso contrario, lo más recomendable es asistir a un centro de estética que, además de hacer una mejor limpieza, podrán aplicar productos, técnicas y equipos idóneos según la condición y asesorar sobre tratamientos caseros.
Los dermatólogos informan que el sol es la principal fuente de desgaste de la piel, en base a los ensayos realizados. Tal efecto, es más notorio con el paso del tiempo. Es por ello que es necesario el cuidado de la misma desde temprana edad. Ahora bien, la aparición de arrugas en su totalidad es inevitable, porque es una consecuencia del envejecimiento natural del cuerpo humano: por disminución de la producción de colágeno, formación de la red de elastina y deshidratación.De allí que han surgido tratamientos, adicionales a las tradicionales cremas, que minimizan las depresiones de la piel de la cara y con aplicación sin distinción de edad, como medida preventiva, en el caso de los jóvenes que desean mostrar un cutis perfecto. A continuación se mencionan las tendencias más demandadas en la actualidad:

  • Plasma Rico en Plaquetas (PRP): se extrae del mismo paciente y se aplica mediante inyecciones en todo el rostro. Este componente de la sangre tiene propiedades ventajosas para el rejuvenecimiento de la piel, cicatrices, la elastosis solar y flacidez, debido a que aumenta el espesor de la epidermis y reordena las fibras de colágeno.
  • Peeling: eliminación de capas superficiales de la piel, donde se encuentran células muertas. Esto favorece la producción de colágeno, que constituye la materia prima para la hidratación y circulación de la misma.
  • Botox: técnicamente conocida como la toxina botulínica. Tiene la propiedad de paralizar o impedir la contracción del músculo donde sea aplicada a través de inyecciones. Este producto se aplica directamente sobre las arrugas existentes.