Manicura Semipermanente

Manicura Semipermanente para tus uñas

Manicura semipermanente de dos semanas

Para esas mujeres exigentes, que desean uñas brillantes, que no se desconchen y que el esmalte dure más tiempo, existe una técnica revolucionaria de manicura semipermanente que seca en unos pocos segundos al aplicarle luz UV. Con esto se obtienen resultados increíbles.
No existe una sensación más desagradable que salir de arreglarse las uñas y descubrir que ya se han desconchado en poco tiempo o incluso en horas. Favorablemente, la manicura de dos semanas es la opción ideal para dejar de padecer este tipo de situaciones. El procedimiento es sencillo, basta con tener a disposición el gel, lámpara de luz UV y brocha.

manicura semipermanente

¿Por qué esperar?

La manicura semipermanente empieza como la mayoría de los tratamientos para decorar las uñas. En un salón o en un centro especializado, donde el cliente se sienta en una silla cómoda sin complicaciones La diferencia entre esta y otras técnicas, se encuentra en que el gel ya tiene incorporado el color para la comodidad del profesional. Esto garantiza la calidad del resultado. Hoy en día las empresas responsables de fabricar estos productos crean gran variedad de tonos para que las mujeres puedan elegir el que mejor se adapte a su gusto.
No existen efectos contraproducentes en este tipo de técnicas, pero es importante cumplir con todos los pasos correctamente, tales como, retirar el esmalte anterior, pulir la superficie de la uña, remover la cutícula y colocar unas gotas de bactericida para que no se proliferen hongos.
Después, de aplicar la capa de gel, desde la base de la uña haciendo un barrido hasta la punta de la misma, se pone bajo la luz UV. Con una o dos aplicaciones son suficientes para lograr resultados satisfactorios. Es indispensable dejar secar una capa a la vez, para que el material se adhiera correctamente. Inmediatamente de terminar la manicura semipermanente, podrá disfrutar de unas manos elegantes y con uñas fuertes para resistir el día a día. Algunas personas se preguntan ¿por qué de dos semanas y no más? Sencillamente es porque la cutícula vuelve a crecer y en ese periodo se debe retocar el esmalte para que no se astille o filtre humedad por la base de la uña.


Lo que debe saber

Cualquier tipo de gel o acrílico se puede retirar fácilmente al envolver la uña en algodón con acetona o con envoltorios especiales. Si quiere obtener acabados perfectos es recomendable que visite a los especialistas, puesto que ellos se han formado y conocen todo lo referente al cuidado de las manos Estos recomiendan exfoliar al menos una vez por semana con masajes circulares alrededor de las uñas. Lo que contribuye a que no se acumule piel muerta alrededor de la cutícula. Además, ponerse guantes cuando deba exponer las manos a agentes agresivos o tóxicos para evitar infecciones o daños mayores.


¿La mejor parte de todo?

Este procedimiento semipermanente no tiene un coste elevado en comparación a la tradicional. Con esta última debe visitar al especialista cada 5 días, cosa que no es necesario con la de gel, porque dura mucho más y esto hace que ahorre tiempo y dinero. Además, puede hacer los quehaceres del hogar, ir al trabajo o cocinar sin tener el riesgo de terminar con fisuras o sin pintura.
El único problema que puede presentarse al momento de hacerse este tipo de manicura, es no saber cuál color elegir. Sin duda alguna las mujeres siempre se encuentran en la búsqueda de la perfección y no puede pasarse por alto ningún detalle cuando del cuidado de las manos se trate.
¡Visite ahora mismo el mejor lugar para hacerse una manicura semipermanente y no se arrepentirá!