Pedicura Semipermanente

Pedicura Semipermanente para tus uñas

Pedicura semipermanente para embellecer los pies

Al hablar de la presentación personal, es bien sabido que todos los detalles cobran importancia, literalmente de la cabeza a los pies. Y si el tema en particular se refiere a estos últimos, existe un tratamiento de belleza dedicado en exclusiva a ellos que se conoce como pedicura semipermanente.
Quienes se dedican a esta profesión, llamados callistas, se ocupan de que el pie tenga una textura suave, esté libre de callos y además, de eliminar los antiestéticos excesos de cutícula. También están los artistas que con paciencia y pericia decoran los diminutos lienzos que son las uñas, pudiendo tratarse o no de una misma persona.

pedicura semipermanente

Diferencia entre la pedicura normal y la semipermanente

Aquellas mujeres que quieren disfrutar del sentirse bellas, pero no desean pagar o hacerse a sí mismas regularmente la pedicura, pueden optar por la opción semipermanente. Esta es una alternativa posible gracias a los avances actuales en fórmulas de pinturas.La técnica en cuestión usa una base, seguidas de cuantas capas de color sean necesarias, más el brillo. Sin embargo, en vez de permitir que se sequen al aire, su composición exige la exposición a una luz LED o UVA. Se obtiene así una agradable serie de beneficios, tales como:

  • No se debilita el tejido, puesto que, no hay que limar la superficie para aplicarla, solo desengrasarla bien. Asimismo, el producto forma una capa protectora que las fortalece homogéneamente, otorgándoles una excelente dureza.
  • La gran resistencia que adquieren, combinada con el bajo nivel de actividades que enfrenta la zona (a diferencia de las manos) produce un resultado magnífico. Desde el instante en que se aplique el esmalte las uñas conservarán por quince días el aspecto que tenían recién salidas del salón, no se opacarán ni perderán el lustre.
  • Retirar el material, en este caso, es ligeramente más complicado. Se requiere de un producto específico o un sustituto que sea casi acetona pura. Para ello, coloque un algodón empapado en el líquido, permitiendo que cubra el área de diez a quince minutos; luego retírelo. Es usual que en los centros que aplican estas lacas se encarguen de removerlas, librándote de la incomodidad de tener que hacerlo por tu cuenta.
  • Esta técnica está a medio camino entre la libertad creativa de poder elegir los colores y estilos preferidos (existentes en las pinturas tradicionales) y la espectacular calidad ofrecida por las lacas utilizadas en la pedicura permanente. La última tiene un precio e impacto sobre la salud mayor.
Un dato curioso es que, la razón por la que el beneficio dura únicamente dos semanas no es porque el gel se dañe al cumplirse el plazo. Sino que ese es el tiempo que tarda en crecer una nueva banda de queratina, que desentonaría con el trabajo previo.


Una pequeña precaución para cuidar la salud de las uñas

Las uñas constituyen un tejido vivo y activo, al igual que la piel. Su manipulación y decoración puede volverse una actividad placentera y reconfortante, ya que ¿a quién no le gusta lucir hermosa en todo momento?
No obstante, ellas necesitan que, cada cierto tiempo, se las deje limpias de esmalte. Durante esos períodos de descanso el callista seguirá otorgando sus cuidados al resto del pie. Esto permitirá que la placa córnea se recupere, fortalezca y permanezca sana. De ese modo, cuando llegue la siguiente fiesta, estarán listas para ser decoradas primorosamente, una vez más.
En resumen, con una pedicura semipermanente podrá deleitarse dos semanas mostrando unos pies perfectamente atendidos, cual princesa que espera que el príncipe le pruebe unas hermosas zapatillas de cristal. Y entonces, de día y de noche, los mismos se verán dentro de tus sandalias favoritas sin ninguna imperfección.