Rituales de Alqvimia

Rituales de Alqvimia en Madrid

Sumérgete en los rituales Alqvimia

La preocupación de las personas por su aspecto externo, es uno de los temas de mayor interés actualmente. La gente quiere verse bien y sentirse mejor, sin descuidarse en ningún momento a pesar de la edad. Por eso, con los rituales Alqvimia, se llevan a cabo con productos cosméticos de primera calidad, de esta empresa de gran exclusividad, los cuales contribuyen no solo con tu belleza y salud, sino con tu bienestar global. La alquimia es una práctica milenaria que abarca países antiguos ya desaparecidos (Mesopotamia y Persia), algunos aún existentes (India y China) y reinos históricos (antiguo Egipto y Grecia y los imperios romano y bizantino). Su propósito era, entre otras cosas, amalgamar la química, la física, la medicina y ciertas pseudo-ciencias, para transformar metales en oro, producir el elixir de la vida, descubrir la piedra filosofal, etc.

ritual alqvimia

Descubriendo la perfección absoluta por medio de la transformación física y mental

Los métodos de esta moderna Alqvimia combinan esa ancestral sabiduría con productos totalmente naturales procedentes de cualquier paraje del mundo. Elementos derivados del petróleo, tan en boga en la actualidad (aceites minerales, polímeros, parafinas, siliconas, colorantes sintéticos, etc.), no forman parte de sus cosméticos. Además, en su elaboración no se realizan pruebas de ningún tipo con animales.
La materia prima empleada por la empresa incluye plantas medicinales reconocidas, esencias florales y de aceites puros, miel de abeja preparada con el néctar de flores silvestres, azúcares naturales y más. Asimismo, Los envases utilizados son reciclables. Podemos decir entonces, con propiedad, que dicha compañía presenta un enfoque profundamente ecológico. En sus instalaciones, maestros perfumistas de elevada profesionalidad elaboran productos con propiedades:

  • Cosméticas: que protegen y auto-regulan la piel para cuidarla, hidratarla y regenerarla, obteniendo un efecto de rejuvenecimiento real y duradero.
  • Emocionales: que resguardan del impacto negativo del estilo de vida que llevamos hoy; actuando cual sedantes, antidepresivos, desestresantes, etc.; llenándote de calma y paz.


¿Cuáles son los rituales de Alqvimia más conocidos?

  • Oasis de serenidad: el estrés se considera la causa principal de la degeneración celular, el consiguiente envejecimiento y la aparición de muchas enfermedades. Eliminarlo es un paso previo indispensable al disfrute de una existencia en armonía. Este tratamiento mezcla los poderes de las sales del mar Muerto, el agua de rosas y otros componentes, relajando tu cuerpo y nutriendo e hidratando tu rostro.
  • Reina de Egipto: en 1 hora y 45 minutos lograrás que los masajes con aceites esenciales de incienso y mirra regeneren tus tejidos. Al final, igual que Cleopatra, aumentarás tu femineidad recuperando la deseada capacidad de seducción y mejorando tu autoestima. Una experiencia placentera que te rejuvenecerá interna y externamente.
  • Ritual de la orquídea: toda novia se siente como una princesa de cuentos de hada en el día de su boda. Una mezcla de fragancias esenciales exóticas, aceite de aguacate, la emulsión de Ylang-Ylang y otros, nutrirán e hidratarán tu ser regenerándolo, eliminando las tensiones y calmando los nervios; de modo que resplandezcas con la perfección del sol naciente.
  • Ritual del César: los hombres no podían quedar por fuera y así, se sentirán como campeones cuando un procedimiento que combina una gran cantidad de elementos nutritivos y estimulantes les refresquen, oxigenen, descongestionen, remineralicen, energicen y depuren de forma total. Conquistar el mundo les será entonces muy fácil.
En los centros de belleza y spas que trabajan con Alqvimia podrás conseguir también el ritual de la alegría, de la rosa, de la eterna juventud, tratamientos faciales de aromaterapia y muchos más, que te harán sentir en tu máximo esplendor. Puedes ofrecerlos de regalo, disfrutarlos sola o en grupo con tus mejores amigas, compartirlos con tu pareja… lo cierto es que nunca olvidarás la deliciosa experiencia.