Tratamiento Pieles Problematicas en Madrid

Sentirse bien es importante

El tejido cutáneo es considerado el órgano más extendido del cuerpo y es lógico puesto que cubre de la cabeza a los pies. Sin embargo, no toda ella tiene la misma constitución; las zonas de mayores dificultades la constituyen indudablemente el rostro y el cuello. Un tratamiento pieles problemáticas apropiado depende del área afectada y de su causa.

tratamiento pieles problematicas

Pocas personas poseen una “piel perfecta”. Todos, en algún momento de la vida hemos sufrido de eczemas, dermatitis, psoriasis, barros y espinillas o el temido acné, manchas, etc. Las causas habituales de estos males incluyen:

  • Largas exposiciones al sol o al frío intenso.
  • Infecciones u otras enfermedades.
  • Descontrol hormonal durante la adolescencia, la menopausia, los embarazos, etc
  • Dieta: una alimentación rica en dulces, grasas trans y harina refinada y/o pobre en agua, frutas, vegetales y víveres integrales.
  • Alergias: intolerancia a ciertos alimentos, medicinas o condiciones ambientales.


Una respuesta para cada problema

Independientemente de la situación particular que te aqueja procura remediarla con estos sencillos consejos caseros o acudiendo al especialista, de ser necesario:

  • Piel delicada: si se irrita o enrojece con facilidad hay que seguir cuidados estrictos, evitar los productos que afectan su pH y resguardarla de ambientes extremos. La avena es beneficiosa, ya sea consumida (cruda o cocida, porque ayuda al tráfico intestinal) o aplicada en mascarillas faciales.
  • Eczemas y psoriasis: se alivian con el agua de mar que desinfecta, aporta minerales y regula el pH, aunque pudiera resultar contraproducente en pieles muy secas. Mezcla una parte de ésta con dos de agua natural, en un envase que permita pulverizar la solución y aplícala varias veces al día.
  • Resequedad: se corrige con el consumo de aceites vegetales y su aplicación directa sobre los tejidos deshidratados. Los mejores son el de lino, oliva, coco, rosa mosqueta y jojoba. Pruébalos solos o combinados hasta descubrir el más adecuado para ti.
  • Impurezas: las espinillas y el resto de manifestaciones sebáceas surgen por la expulsión de sustancias tóxicas. Las exfoliaciones semanales con productos naturales ayudan a su eliminación.
  • Manchas: en muchas ocasiones son generadas por variaciones hormonales o la luz del sol. Congela trozos de limón y fresas machacados. Saca un trozo diariamente y colócalo en la zona en cuestión. La respuesta no será inmediata, así que sé constante y ten paciencia.


¿Qué hacer cuando emergen las enfermedades de la piel?

La acción será proporcional al daño pero, siempre conviene documentarse sobre la afección y consultar al médico a la brevedad posible. Algunas de ellas serían:

  • Acné severo: no es un problema que aflige únicamente a los adolescentes, también es cada vez más común entre los adultos. Aparece en caso de bloqueo de los folículos pilosos por el exceso de aceite que secretan las glándulas sebáceas, exacerbado por la contaminación ambiental. El tratamiento incluye el uso de antibióticos, cremas y dieta.
  • Dermatitis atópica: se cree que tiene su origen en la genética o el sistema autoinmune. Se manifiesta como resequedad, escamas y picazón que ataca principalmente las manos, los pies y cualquier zona del cuerpo con pliegues. Los síntomas se tratan con esteroides tópicos.
  • Herpes Zoster: un virus que produce una erupción muy dolorosa con ampollas, alrededor del torso o en otras áreas. Además, puede presentarse fiebre, malestar general y dolores de cabeza. El proceso de cura es lento, incluso aplicando antivirales tópicos y orales.
  • Carcinoma basal: el cáncer más común que impacta este órgano, no tiende a propagarse y suele responder a la cirugía, medicamentos locales o radiación. Proviene de una prolongada exposición a los rayos ultravioletas y aparece como bultos rojizos, pequeños, brillantes y escamosos en el cuello, las orejas y la nariz.