Date un capricho ¡Date un masaje!

Date un capricho, ¡Date un masaje!

Oír la palabra masaje tiene muchas acepciones, quizás tú seas de las personas que piensan en un fisioterapeuta, y lo relaciones con dolor. ¡Pero no todos los masajes son así!

En Hair and Beauty, proporcionamos a nuestros clientes distintos tipos de masaje los cuales se adaptan a las necesidades de estos. Distinguimos 3 tipos:

·Masaje terapéutico:

Existe una técnica que busca la ayuda de los procesos patológicos musculares, estos se presentan por malas posturas y sobre esfuerzos en la mayor parte de los casos.
Aunque pueden tener distintos motivos.

Esta alternativa 100% natural y poco o nada invasiva que ha atraído cada día a más usuarios. Única y exclusivamente gracias a su efectividad.

Las maniobras que se utilizarán en el masaje , dependerán directamente de la zona dolorida y el tipo de molestia.

Y siempre realizadas por especialistas, ya que en la espalda se centrar grandes terminaciones nerviosas y puntos musculares, que dirigen el resto del cuerpo.

Estos masajes no solo se aplican a personas con dolores musculares, ya que son óptimos para personas que sufren, atrofias musculares, lumbalgia, estreñimiento…

·Masaje Relajante:

Para conseguir una máxima relajación, debemos centrarnos en 5 puntos clave:

·Coronilla:

Esta zona es específica para pacientes con migrañas, en la que se adquiere una mayor sensación de ligereza, gracias a la activación de la circulación craneal y la relajación muscular.

·Pies:

Los dolores en este área son muy molestos, ya que están continuamente en movimiento , una de las claves del masaje relajante en esta zona es llevar la presión del talón hacia los dedos, de esta forma logramos un alivio y liberamos tensiones.

·Cuello:

Es un punto en el que fácilmente se acumula tensión . La presión ejercida en estos músculos de dicha zona y en las zonas cercanas a la columna vertebral ofrece una amplia sensación de relajación y alivia la carga de dicha zona.

·Espalda:

Este punto es el más sacrificado en cuanto a molestias. Ya sea debido a malas posturas al dormir o al sentarnos. Podemos calmarlo haciendo presión desde la altura de los codos hacia la cadera. Importante, siempre sin ejercerla en la columna vertebral directamente.

·Yemas de los dedos:

Increíblemente este punto al ser presionado libera la ansiedad. Además relaja los calambres que actualmente se sufren. A menudo por el uso excesivo de aparatos tecnológicos.

Ritual de Alquimia:

Con ellos encontrarás tu paz interior, nutriendo tu piel.

·Oasis de serenidad:

Las sales del mar muerto y el agua de rosas, entre sus componentes. Harán que te relajes, nutriendo e hidratando tu piel.

·Reina de Egipto:

Masaje con aceites esenciales de incienso y mirra, que regeneran los tejidos de la piel.

 

Deja un comentario